This is alternative content.

Atención y Solicitud de horas info@neuromed.cl
(02) 2792 7339
Santiago, Chile.

This is alternative content.

Enfermedades del Cerebro Inicio

•TEC: Traumatismo Encéfalo Craneano

Los Traumatismos de cráneo representan una de las principales causas de muerte y secuelas neurológicas mayores en la población...

Para leer más, seleccione el Link inferior

T.E.C.: Traumatismo Encéfalo Craneano

El T.E.C. o traumatismo encéfalo craneano es una definición que agrupa todos los traumatismos que por su intensidad comprometen la función y/o la anatomía de las estructuras encefálicas (cerebro). Se trata en general de traumas de mediana y alta energía y que potencialmente pueden provocar mortalidad y graves secuelas neurológicas.

¿Cómo se define un T.E.C.?

La definición clásica dice que es todo traumatismo que produce compromiso de conciencia y/o alteraciones anatómicas en el cerebro. Con los exámenes disponibles en la actualidad, especialmente el escáner y la resonancia magnética, muchos traumatismos que no llegan a producir compromiso de conciencia pueden sin embargo dejar alteraciones como hemorragias y contusiones, por lo que la definición se ha ampliado a todos los traumatismos de mediana y alta energía con compromiso de conciencia o alteraciones en los exámenes de imágenes.

¿Qué significa TEC abierto y TEC cerrado? ¿Cuál es más grave?

Se refiere a la alteración de las meninges que cubren al cerebro por el traumatismo. Cuando hay rotura de las meninges, se habla TEC abierto, siendo cerrado cuando esto no ocurre. El que sea abierto o cerrado no tiene necesariamente relación con la gravedad del TEC. Pueden haber TEC abiertos muy benignos y TEC cerrados con resultado fatal, y viceversa. El TEC abierto puede asociarse a mayor índice de infecciones, pero sólo en algunos casos. Por lo tanto, la definición de abierto o cerrado tiene utilidad solamente operacional para los médicos y profesionales de salud.

¿Cómo se puede producir un TEC?

Todo golpe o traumatismo de determinada energía puede producir un TEC. La mayoría de los pacientes hoy en día son personas jóvenes participantes de accidentes de tránsito, riñas o caídas de altura; o sea, traumatismos de alta y mediana energía. A veces, por ejemplo en niños y jóvenes con cráneos de hueso muy delgado, un golpe relativamente menor puede producir un TEC. En los ancianos y pacientes con tratamientos anticoagulantes, movimientos relativamente menores de aceleración / desaceleración o caídas de poca altura pueden producir también lesiones graves en el cerebro.

¿Qué exámenes se realizan para diagnosticar un TEC?

Lo más importante es la evaluación del médico que examina al paciente. Dependiendo de los hallazgos que él encuentre y de la historia que le explique el paciente o los testigos del traumatismo, se podrá determinar la necesidad de realizar algunos exámenes en el Servicio de Urgencia cuando corresponda. Estos exámenes pueden ser: radiografías de cráneo y escáner cerebral. Exámenes más específicos como la resonancia magnética tienen poca utilidad práctica en la urgencia por varias razones, y se puede reservar para casos muy especiales o para el seguimiento posterior del paciente. Se suele tomar también radiografías de columna cervicales (de la columna del cuello) ante traumatismos de ciertas características ya que pueden haber lesiones asociadas al TEC en la columna cervical. Se insiste en que los exámenes no reemplazan la evaluación del médico, siendo sí  un complemento valioso de ella.

¿Cuál es el tratamiento del TEC?

El tratamiento varía mucho dependiendo de la energía y de las demás características del TEC. Algunos pacientes deberán ingresar inmediatamente al pabellón de operaciones donde el neurocirujano realizará operaciones para drenar hematomas, extraer segmentos de hueso (craniectomías); instalar sondas o catéteres de drenaje o medición de presión intra-craneana, etc. A veces, en traumatismos incluso muy severos, no hay lesiones cerebrales para operar y se deberá instalar la sonda de medición de presión intra-craneana solamente. Los pacientes con traumatismos de gran intensidad deberán idealmente ser manejados en una UCI o UTI, algunos de ellos con ventilación mecánica y con los tratamientos medicamentosos necesarios para proteger el tejido cerebral lo más posible de los efectos del traumatismo. Otros, con traumatismos menos intensos, podrán quedar en observación por algunas horas o días para ser luego dados de alta. Como se puede ver, existe un abanico amplio de posibilidades en pacientes con TEC, que va desde problemas con riesgo vital hasta alteraciones leves y bien toleradas. El manejo especializado permitirá definir los tratamientos óptimos para cada caso


¿Cuál es el pronóstico y las posibles secuelas de un TEC?

Como vimos en el punto anterior, es muy variable. Muchos pacientes lamentablemente fallecen por las graves lesiones incluso antes de poder llegar al hospital, otros deberán pasar largos períodos en la UCI o UTI, mientras que otros tendrán evoluciones más  favorables. Independiente de la magnitud del trauma, se  brindará los cuidados y tratamientos a todos los pacientes, ya que el comportamiento del sistema nervioso ante los traumatismos es algo muy variable, y si existe alguna posibilidad de mejoría, se debe hacer siempre el mejor intento. En ciertas ocasiones los médicos de urgencia se enfrentan a pacientes aún con vida pero con un pronóstico muy malo basándose en las condiciones del enfermo y en los exámenes, por lo tanto existen también oportunidades donde los médicos sólo podremos adoptar las medidas básicas de soporte vital. En los TEC leves, el pronóstico suele ser benigno, con recuperación en general completa. En los TEC severos la posibilidad de secuelas aumenta y el pronóstico empeora, quedando  alteraciones neurológicas definitivas e invalidantes en muchos casos (trataremos los pronósticos por cada tipo de lesiones asociadas al TEC en artículos específicos).


¿Qué especialistas participan en el diagnóstico y tratamiento de un paciente con TEC?

Los médicos del Servicio de Urgencia (médicos generales, médicos de urgencia, médicos internistas, cirujanos, neurólogos, neurocirujanos y otros profesionales como enfermeros, enfermeras y paramédicos) participan en la evaluación general y estabilización del paciente con un traumatismo. Son los neurocirujanos los encargados de definir si un paciente debe ser operado y las conductas médicos a seguir con posterioridad, donde también participan los médicos de los Servicios Intensivos (UTI, UCI). Siempre se debe tener presente la rehabilitación, donde los médicos fisiatras, los kinesiólogos, fonoaudiólogos y terapeutas ocupacionales tienen un rol principal.

Doctor Francisco Jarufe Yoma
Neurocirujano NeuroMed

Consultas: info@neuromed.cl

Publicaremos artículos específicos sobre las diversas variantes de TEC complicados (hematomas subdurales, hematomas extradurales, daño axonal difuso, etc.) próximamente. Envíenos sus dudas a nuestros correos de contacto.

©Derechos reservados NeuroMed®


Diseño Web